Vacaciones

Aug 29, 2008 Author: Esther | Filed under: Personal

Señoras y señores mi tan ansiado momento ha llegado. Mañana partiré a Mallorca una semana a quedarme como un cangrejo y hacer algo de turismo. La siguiente semana sera para pasármela encerrada estudiando, pero esa mejor no pensarla aún. Quizá ponga algo por twitter, pero de postear nada, fundiría la batería y mis dedos acabarían agarrotados. Así que el chiringuito queda cerrado unos días. Cuidádmelo.

 

Calabazas

Aug 23, 2008 Author: Esther | Filed under: Personal

Tendría que haber aprendido la lección de no volver a poner nada personal aquí y que implique a otra persona, pero soy de las que siempre tropieza a sabiendas con la misma piedra. Cruzo dedos de manos, pies, toco madera, lo que sea, porque el implicado en este post no me lea. Pero es que lo que me pasó ayer es para ser contado señores.

Hace unas semanas viene al trabajo otro consultor, un chileno, de unos 35 años o así, con la típica carita de indio como yo digo (no es por ofenderle, pero es que es así). Hablador, que te habla con confianza rápidamente así que te es fácil dársela también. Pero es que en este caso, le das la mano y te coge el brazo.

Ha venido 6 días, no más. Ayer recibo a media mañana un email suyo, preguntando qué tal en la oficina. Le pregunto a mi compañero si le ha enviado algo, porque es extraño que no manden nada si no es por un proyecto o porque cancelen un día de venir. Además yo soy el último mono del departamento, así que me es raro que se me dirigiese a mi. Como no me haya tomado por la secretaria… Por educación pues le respondo que la mañana bien, que si él todo bien y que si viene la semana que viene.

Me responde que todo bien. Y que si hago algo por la tarde noche. ¡¡¡¡¡¡WTF!!!!!!! Es cruel pero no pude hacer más que descojonarme, enseñárselo a mi compañero y reenviárselo a mi jefe, primero para que se ría y segundo, con la petición de cambiar de consultor, pero no creo que caiga esa breba. El día que venga Quesada se va a revolcar por los suelos, pero yo estaré de vacaciones y me lo perderé.

Me va a dar mucha vergüenza seguir viéndole por allí, tomarnos cafés y comer. Aunque a él le dará aún más imagino. A todo esto, le respondí que “no mezclo mi vida profesional con la personal” jajajaja, y quedo como una reina. Me respondió que solo quería que fuésemos amigos ¡ya! ¿Qué puedo tener en común con alguien que podría ser mi padre? ¡Que no! ¡No estoy tan desesperada!

De esto, ya entendí su insistencia de 3 veces el día anterior preguntándome si no me voy de vacaciones con el novio. Ya a la tercera dije que no tenía.

Me siento muy cruel riéndome del tema, porque el hombre a lo mejor es que está aquí en España solo, y no ha hecho nada malo ni de forma maleducada, pero es que… es que… joer, hablando y en las pintillas es el típico que se te cruza y te dice “hola guapaaaa”. ¿Mesentiende?

Ha sido la primera vez en mi vida que rechazo a alguien. Pero bueno, al menos me subió el autoestima un poco por un día :D

Cerca

Aug 21, 2008 Author: Esther | Filed under: Mundo Real, Paranoias

Me siento una paranoica pensando estas cosas, pero no puedo evitar pensarlo. Ayer salí de trabajar a las 3 completamente en mi mundo. Como siempre, cogí el autobús en la A-2, volví leyendo y no me enteré de que pasasen ambulancias, ni coches de bomberos, ni la policía municipal. Manda huevos, trabajando en el Barrio del aeropuerto y con el edificio de los municipales al lado.

Llegar a casa fue como tener un deja vu. Medio dormida, entrar en el cuarto de estar mientras mi madre con la cara asustada me señala la tele y veo de nuevo un informativo de última hora, ambulancias, 7 muertos y decenas de heridos.

En este caso ha sido un accidente, menos muertos y muchos menos heridos que en el 2004, pero de nuevo una catástrofe, de nuevo en Madrid. Si solo lo ves por la tele, parece algo lejando, “oh vaya, qué putada”, pero cuando lo tienes tan cerca se te ponen los pelos de punta, no es ninguna película, ocurre. Todas las mañanas me bajo en Nuevos ministerios y se me vuelven a erizar los pelos al ver que las siguientes paradas son Recoletos, Atocha, Entrevías, El pozo, Vallecas, Santa Eugenia, Vicálvaro… O al pensar que dos personas de la empresa murieron en Atocha…

¿Soy la única loca que cada vez que ve una mochila o una maleta sin nadie cerca se pone en alerta?

Espero que el Ifema no tenga que volver a hacer de tanatorio nunca más.

Sola

Aug 17, 2008 Author: Esther | Filed under: Personal

A veces me enrabieta no ser creyente para tener un dios al que echarle las culpas. En su defecto tengo que echármelas a mi o al resto de personas. Y como soy así de boba siempre me miro a mi misma a ver qué he hecho mal antes de pensar en que los demás son los que no actúan bien. No soy capaz sin embargo de ver qué cosas he hecho mal, como mucho a veces recluirme en casa en mi cueva y en mi mundo, pero no creo que eso sea hacer daño a nadie.

Soy tan tonta que siempre pienso que una persona es buena hasta que me demuestre lo contrario. Confío, les doy lo mejor que tengo, siempre con una sonrisa, siempre pensando que todo tiene una explicación, siempre haciéndome ilusiones. Y no veo qué es lo que le pasa a la gente para que siempre acaben demostrándome ese contrario.

Nos conocemos desde hace 22 años. Pero no sé quién es, después de lo de esta semana no la reconozco. Os pongo en situación:

Domingo pasado, messenger, propongo quedar este puente para el parque de atracciones y/o ir de cena. Que vale, pero no concretamos nada.

Martes por la mañana, pregunto por mensaje qué quiere hacer, que se moje, que yo estoy dispuesta a lo que quiera y cuando quiera. No me responde hasta el miércoles por la noche, en que dice que parque de atracciones no, que según vea si puede, pero que cena sí. No se moja en el día, aún así la pido que convoque gente y me lo diga al día siguiente para reservar. Hasta el jueves por la noche no me dice que salgamos al día siguiente con una vecina suya que mi ni fu ni fa.

Vale, dudo que pueda reservar, pero logro reservar el viernes por la mañana para por la noche. Hasta la tarde no nos damos cuenta de que es festivo y no hay buses para volver a casa. Está la opción de arriesgarse o dejarlo para el día siguiente. No se aclaran con qué hacer, nunca decide nada (si sale mal así no es culpa suya), por lo que yo les digo que mejor para el día siguiente porque es tontería ir y que nos quedemos tiradas toda la noche hasta el primer bus, el de las 6:45 pudiendo dejarlo para el sábado.

Sábado, reservo y se lo digo. Me responde que no puede que ya ha quedado. Y la respondo que por qué no me lo dijo al día anterior y si no puede aplazarlo para otro día. No sé si el poner una exclamación en que por qué no me lo dijo antes fue lo que la molestó. El caso es que no me responde. Ya por la tarde la llamo al teléfono a ver qué hacemos al final, si no puede dejar eso para después de la cena o para antes, o si no puede ser pues no importa, pero que me lo confirme. No me lo coge, como de costumbre. A la media hora llamo a casa, y me lo coge el hermano. Me cuenta que se ha ido ya hace un buen rato con la famosa vecina, que cree que tardará en volver, y que cree que sí se ha llevado el móvil. Le pido que la diga cuando la vea que la he llamado. A los 10 minutos desesperada por si me visto o no, vuelvo a llamarla al móvil. No me lo coge.

Así que llamé al restaurante y anulé la reserva. Podría haber llamado a la vecina, pero puedo parecer una paranoica, y ya estaba encabronada y sin ganas de ir.

Aún espero a que me llame.

O como el día de su cumpleaños. La llamo por la tarde a casa, un viernes. Me lo coge su madre, dice que está dormida, y la digo que la llamaba para felicitarla. La llamo por la noche porque ya estaría despierta y me dice su madre que se ha ido a Salamanca. Digo yo que podría haberme devuelto la llamada.

Y así muchas más. No tengo miedo a contarlo aquí porque recuerdo el día que la hablé de este blog, y a los días la pregunté si había entrado. “Sí, pero era muy largo y no me lo leí”. No se refería a todo el blog no, solo a una entrada.

Quitándola a ella ya no me quedan más que conocidos, por mucho que yo me empeñe en convencerme de que son amigos. Creo que siempre he hecho todo lo posible por los demás, preocuparme, estar ahí, siempre con una sonrisa, siempre viendo y haciendo ver a los demás las cosas positivas. Siempre ilusionándome. Y siempre me la acaban clavando.

Y cuando encima la persona que más has querido en el mundo te dice que es que “mendigas compañía” y “no tienes dignidad”, me dan muchas ganas de tirar la toalla y no salir de esta habitación más que para ir a trabajar.

Mi Plan Maestro

Aug 17, 2008 Author: Esther | Filed under: Videojuegos

Con el disgusto ahora lo que necesito es un nuevo objetivo, una nueva ilusión. Y como no me las da el terreno emocional me las tendrá que dar el terreno material. Llevo toda la tarde investigando y viendo si sería posible, y parece que sí. Os cuento.

Hace nada, me compre una nueva tarjeta gráfica, una Sapphire Radeon 3850 HD, pero AGP, y le puse 2 digas de RAM. Esperaba que con eso los juegos ya fuesen fluidos en la pantalla que tengo, una panorámica de 19. Pues soy demasiado exigente, porque me “pillé” el Assasin’s Creed, y no cumplo los requisitos mínimos de procesador. Tengo un pentium 4 a 2,8 y no quería tener que cambiar el procesador porque implica cambiar la placa (por el socket), es una pasta y pensé que no era necesario. Pero es que el juego se ve así:

Assasin's creed a penosa calidad

No sé lo que son las sombras ni las nubes, ni un sonido sin entrecortes ni tartamudeos. Creo que jugar con esta calidad debería ser pecado. Pero el dichoso juego es tan bueno y me tiene tan viciada… ¿Conclusión? Que yo lo que necesito… ES UNA PLAYSTATION 3. ¡Muahahahahaahahaaaaa!

Primer problema: dónde la meto. No puedo sustituirla por la PS2 porque les dejo a mis hermanos sin sus juegos, y la 3 no lee los de la 2. En el salón mi madre no acepta tener ninguna consola ahí. ¿Solución? Ponerla en mi habitación, enchufada al monitor. Mi habitación sería ya la caña de España, solo me faltaría la nevera y el váter.

Segundo problema: cómo lo enchufo al monitor si es VGA. Pues he encontrado un cacharro, Vga box, o así (en cada sitio tiene un nombre distinto) que te soluciona la vida en un pliqui. Y he visto que funciona en mi monitor aunque no soporte HDCP.

Tercer problema: la imagen que les estoy dando a mis hermanos. Les va a corroer la envidia. Algún juego compraré para que juguemos juntos.

El año pasado me autoregalé por mi cumple, también adelantándolo, la PSP. Pues este año algo más grande :) Ahora bien, me pongo una condición para no dejármelo tan fácil, y es que antes tengo que aprobar Inteligencia Artificial. Una razón más que sumar, pero la principal es no tener que ir a clase, por si acaso, yo me entiendo…

Ya se me hace la boca agua… jejejeje…. Además podré echar alguna partida con alguno de vosotros ¿no? Ya veremos a qué. ^_^ ¡Yupiiiiiiii!

Hoy te toca ser feliz

Jul 12, 2008 Author: Esther | Filed under: Paranoias, Personal, Uncategorized

Hace mucho que no ponía una canción, esta es de uno de mis grupos favoritos, y la escucho cada vez que quiero que me de fuerzas, como una inyección de optimismo. El videoclip además es divertido.

Cuando un sueño se te muera
o entre en coma una ilusión,
no lo entierres ni lo llores, resucítalo.

Y jamás des por perdida
la partida, cree en ti.
Y aunque duelan, las heridas curarán.

Hoy el día ha venido a buscarte
y la vida huele a besos de jazmín,
la mañana esta recién bañada,
el Sol la ha traído a invitarte a vivir.

Y verás que tú puedes volar,
y que todo lo consigues.
Y verás que no existe el dolor,
hoy te toca ser feliz.

Si las lágrimas te nublan
la vista y el corazón,
haz un trasvase de agua,
el miedo, escúpelo.

Y si crees que en el olvido
se anestesia un mal de amor,
no hay peor remedio
que la soledad.

Deja entrar en tu alma una brisa
que avente las dudas y alivie tu mal.
Que la pena se muera de risa,
cuando un sueño se muere
es porque se ha hecho real.

Y verás que tú puedes volar
y que todo lo consigues.
Y verás que no existe el dolor,
hoy te toca ser feliz.

Las estrellas en el cielo
son solo migas de pan
que nos dejan nuestros sueños
para encontrar
el camino, y no perdernos
hacia la Tierra de Oz,
donde habita la ilusión.

Y verás que tú puedes volar,
y que tu cuerpo es el viento,
porque hoy tú vas a sonreír,
hoy te toca ser feliz.

Hace una año…

Jul 10, 2008 Author: Esther | Filed under: Paranoias, Personal

Ayer hizo un año que empecé a trabajar. Estaba como un flan, porque todo era nuevo, la gente, no tenía ni puta idea de qué iba a hacer (ni cómo hacerlo), el bajar a Madrid todos los días… Aquella primera semana fue realmente aburrida. Me pasaba 7 horas mirando las incidencias de los usuarios en busca de aquellas que me enseñaron a resolver el lunes, deseaba que llegase la hora del café por hacer algo nuevo, hasta me bajaba con los que fumaban, y miraba el reloj desesperada porque se hiciesen las 3. El viernes me plantaron unos pdfs y me dijeron que me lo fuera empollando, a ver qué tal. Entre que eran de una versión más antigua, que eran en inglés, y que yo no tenía ni idea de nada, me sentí superperdida, pero aún así yo lo intentaba entender con ganas.

La primera semana, la pasé en casa de familiares. Solo pretendía pasar dos días. Hace un año a estas horas, yo lloraba como una magdalena al teléfono hablando con mi madre. Tenía que soltar lo acumulado de las dos últimas semanas, y explotó con la cabezonería que me dió de que a los dos días yo quería volver a casa, y sin embargo tenía que quedarme más porque había cena de empresa. Llevando solo dos días, no quería ir, estaba emperrada en que ese era mi tiempo, que encima no conocía a nadie, y que no me interesaba profundizar con esa gente porque total, solo iba a estar tres meses. Mi prima me soltó una buena reprimenda, que era una infantil, que nadie me decía que no fuera a estar más en aquel sitio, que a estas cosas hay que ir aunque no te haga ni puta gracia. Y yo emperrada con que quería volver, porque llevaba 2 semanas fuera de casa (quitando el fin de semana, que me supo a ná), me sentía jodidamente sola, aquello estaba siendo un cambiazo tan radical que sentía que me superaba… Al final más o menos me salí con la mía, el miércoles salí de trabajar, comí en casa de mis primos, me fui a casa, pasé allí como media hora y volví a Madrid a la cena, llegando tarde.

Hace un año, yo nisiquiera sabía moverme en metro. No sabía cómo iba aquello de los andenes, ¡y cómo pelearme con la 6 si era circular! Era una inútila, ahora lo pienso y es que siento vergüenza de mi misma. Pero me vuelvo a crecer cuando veo que eso era hace un año. Ahora, plántame en cualquier sitio de Madrid, que mientras haya metro o tren, me presento donde sea, me voy de exploración sola, me da igual.

Ahora, si está el jefe hago de todo menos aburrirme. Sé manejarme con bastante soltura, y hasta me gusta esto de decir lo que necesito que hagan los funcionales XDD Y meterme con los técnicos… Me han echado los tejos de una consultora. Y hay otra mejor en la que un compañero, puede echarme una mano para que entre allí algún día.

Así que, creo que los momentos difíciles de ese verano, se han visto compensados, solo me han traido cosas buenas, he logrado mi objetivo, cambiar por dentro, ser más segura de mi misma, ser un poco (solo un poco) menos tímida, perderle el miedo a la gente desconocida, sentirme útil, sentir que soy libre de hacer con mi vida lo que quiera.

Sigue siendo igual de duro levantarse a las 6 menos cuarto, pero creo que no tengo motivos para quejarme de mi vida, me va bien. No está mal de vez en cuando darse cuenta de las cosas que te rodean, y ver que son un buen motivo para que te sientas feliz.

Mi nuevo juguete, LG Viewty

Jul 6, 2008 Author: Esther | Filed under: Paranoias, Personal

Tener dinero es peligroso, te quema los bolsillos, y caes en el consumismo. Pero si encima empiezas a comprar por internet, ya es aún peor. Eso me está pasando, que cada cosa que quiero, y que se puede conseguir con dinero, me la compro. Este ha sido el caso de mi nuevo móvil, el LG Viewty o KU990. Llevaba meses con la idea de comprarme otro teléfono, ya casi estaba decidida por la Blackberry 8100 de Vodafone, pero estaba esperando a que en Julio me terminase el contrato de permanencia y así hacerme otro y que me saliese más barato.

Mi gozo en un pozo cuando consulto y tengo el contrato hasta enero, son 18 meses, no 12. Como ya tenía la ilusión de cambiarlo en Julio, pues a buscar. Antes he estado con un Nokia 6630, y no me gustaba por lo mucho que pesa. Buscaba también uno que tuviese una buena pantalla, y que de alguna manera tuviese un teclado QWERTY, una forma más rápida de escribir. El Samsung F700 parecía perfecto, pero es TAN caro… Al final, ha sido el LG que es casi igual pero sin ese teclado, sin Wifi, y con mejor cámara. Lo he comprado por ebay, así que sin garantía, tocare madera y lo cuidaré mucho mucho para que no se me rompa.

La pantalla es enorme, así que ya no me puedo quejar. No tiene más que tres botones de llamar, colgar y ir atrás, y en un lateral los de la cámara y el bloqueo. El resto, va por la pantalla táctil. Ésta es una gozada, tan solo falla en algunos menús al desplazarlos abajo y arriba, o en que es difícl atinar bien con los dedos para el teclado QWERTY que puedes usar para escribir los mensajes. Pero para eso está el puntero que trae. Se retrae, así que escondido es pequeño, y por fuera parece un pequeño pintalabios. Los mensajes los puedes escribir eso, con el QWERTY, con teclado normal o escribiendo a mano, aunque es un poco puñetero entendiendo las letras.

¿Qué trae por dentro que le haga diferente a otros cacharros? Para empezar, su punto fuerte, la cámara de 5 megapíxels, con estabilizador de imagen automático o manual, ISO de hasta 800, ¡modo macro!, reducción de ojos rojos, balance de blancos, hacer fotos panorámicas… En modo vídeo, los hace hasta a 120 fps, con sonido. Luego trae un editor de imágenes bastante chulo. Y con cámara delante para videollamadas (o fotos o vídeo también).

Más cosas, tiene un modo vuelo, para que no coja señal pero lo sigas usando, protocolo HSPDA, radio, lee PDFs, DOCs y RTFs por lo menos, archivos flash, sincroniza con Outlook y admite tarjetas MicroSD. La memora que trae no está tan mal, 100 megas, pero yo por si acaso me he agenciado también la tarjeta.

Solo dos cosas malas. Uno, la batería, como uses el bluetooth la has cagado, el móvil morirá en horas. Y dos, que la alarma solo suena si el teléfono está encendido. Con el nokia no hacía falta, pero ahora si me mandan un mensaje a las tantas, me van a despertar, y es algo que me jode muuuucho.

Vamos, todo un juguete, al menos gracias a ebay he ahorrado una pasta para lo que cuesta libre o por puntos.

Actualización: No he conseguido hacer NI UNA PUTA FOTO bien. Un vídeo sí, pero lo he tenido que cortar porque salía yo, y ahora va y no me lo sube a youtube porque lleva más de media hora. ¡A la mierda! ¡Una foto de Google!

Quizás es que sigo siendo una inmadura

Jun 8, 2008 Author: Esther | Filed under: Mundo Real, Personal

Quizás es que soy una tonta, una infantil, una inmadura aún. El martes cambié de contrato, es el cuarto en menos de un año, pero para mi eso es algo bueno puesto que me han dado lo que he necesitado en cada momento y ver que había una fecha final me quitaba de agobios “si lo quiero dejar cuando se acabe lo dejo y ya está”. El contrato de ahora es a jornada completa, hasta diciembre, pero en realidad tengo suerte pues el 15 empezamos la reducida. Aún así, y aunque ya el año pasado estuve un par de semanas a tiempo completo, este martes y este miércoles fueron horribles. Cuando vuelves de comer, no tienes ganas de hacer nada, pero es que si no haces nada, te aburres. Como no estaba el jefe ni la consultora, yo elegí aburrirme.

Al salir a las 6, pues llego a casa a las 8. Y volví sintiendo que había tirado dos días de mi vida a la basura. Me importan e interesan una mierda los asientos, los tipos de facturas, los pedidos… Quiero que me den requisitos claros, que me digan, haz esto y esto, y tráetelo de las tablas tal y cual. Y que mi única preocupación sea programar. Aunque el soporte a usuarios a veces es entretenido, me gusta solucionar los problemas de la gente, me siento menos inútil y que mi trabajo tiene un poquito más de importancia.

Si solo con 2 días he sentido que eran tirados, ¿qué pasará en otoño? ¿Sentiré lo mismo? ¿Y el resto de mi vida? Si al menos supiera que al volver a casa tendré a una persona estupenda que me abrace, que me de dos besos, y una niña que venga corriendo “¡mamá mamá! mira lo que he hecho hoy en el colegio”, al menos así tendría un poquito más de sentido. O eso creo. Ahora lo único que saco es que la cuenta corriente engorde, y no me lo gasto…

No sé si en esta sociedad se trabaja para vivir o se vive para trabajar. El jueves dos de mis compañeros estuvieron allí pringando hasta las 12 y media de la noche. Yo no pienso pasar por esto. Yo quiero jornada intensiva para al menos que la tarde sea mía. Ahora es cuando una voz me dice “pero cacho quejica, tenías que estar fregando suelos y sabrías lo que es un trabajo de mierda sin sentido”.

Y quizás lo que me pase es tan simple como que llevo dos semanas sin salir porque todo el mundo está de exámenes, y enseguida me agobio con que me siento sola. Y me siento fatal de que el sentirme así, sea lo que me haga decidirme de una vez a llamarle. Dos semanas es lo que llevo diciéndome “tengo que llamarle” y mil las cosas que pensaba contarle. Para que luego sean dos minutos de, qué tal los exámenes, y, que espere su llamada para que un día me haga una rica cena y algún cocktail, que me fíe de él aunque no deba. Me apuesto 100 € a que me llama para quedar un lunes, martes, miércoles o jueves, y yo seré tan estúpida que accederé y me inventaré a saber qué para explicar en casa por qué no voy a dormir si al día siguiente tengo trabajo.

Ala, ya me he desahogado.

Análisis del Creative Zen

May 31, 2008 Author: Esther | Filed under: Música

Ahora que ya le he tocado durante unos días ya puedo contaros qué tal el aparatito.

Nunca había comprado algo que no fueran entradas de cine por internet, pero como la oferta supuestamente terminaba el día 27 y no iba a pasarme en esos días por la Fnac, lo compré así. Además pedí que me lo trajeran a casa, para vaga yo, y me han dejado contenta. El martes me mandaron un correo diciendo que ya estaba el pedido enviado, y por la noche me llegó un sms de SEUR dicendo que en principio me lo traían el miércoles, pero que podía elegir si el jueves o el viernes a través de mensaje, y sin coste por él. La mañana del miércoles recibí otro diciendo que lo entregarían ese día y en la calle tal. Perfecto.

Cuando llegué a casa aguanté las ganas de abrirlo nada más ver el paquete, comí antes, me cambié y me puse al trapo. Creía que vendría cada cosa por su lado, pero no, cuando dicen que es pack es que es pack, venía todo en una sola caja. Como cacharro que vas a usar a diario y llevar de aquí para allá, quizás es un pelín grande, pero no me importa porque la pantalla es un gustazo. Trae un cablecito para cargarlo, de estos USB por un lado y mini-USB por el otro, que a mi me parece una ridiculez. No debes enchufarlo en un concentrador de USBs, pero es que si tienes que ponerlo por detrás de la torre, ¡no puedes! por ser tan diminuto el cable. Dejarías colgando el aparato, y no. Como tengo el cable de la PSP pues me vale.

Al sacarlo no lo encendí, fui directa a ponerlo a cargar en el ordenador de mi padre. No logré que me lo reconociera. Pero no le di importancia y me puse a tocarlo y ver la pantalla. Es un lujazo cómo se ve, es de 2′5 y la navegación es bonita e intuitiva. Venía todo en inglés, pero se localiza fácilmente el cambio de idioma.

Mientras lo dejaba cargando, revisé el resto de cosas. Los cascos, ay. Se hace un poco raro al principio ponértelos porque hay que metérselos dentro de la oreja. Eso sí, aíslan que te cagas. Solo con ellos puestos, te hablan y no te enteras de qué te dicen. Traen 3 pares de almohadillas, para mi las más cómodas son las pequeñas. Me dan un poco de miedo, los veo delicados, cualquier día se me caerán o pegaré algún tirón y me quedaré con el cable pelado en la mano.

Luego, también está el adaptador de corriente alterna, para poder cargar el aparato sin necesidad de ordenador. No entiendo que sea blanco si el cacharro es negro, parece un toque appleniano que no me gusta naaaada, pero bueno, no es más que un cable.

Y por último la funda. Negra, de silicona. Una puta mierda. Bueeeno vaaale no es para tanto, pero es que se ensucia con mirarla, y con lo bonito que es el reproductor, ahí metido pierde cualquier encanto. Tiene una cosa curiosa que me costó entender para qué servía, hasta que vi una foto. A ver cómo lo explico, digamos que trae una segunda capa la parte de atrás de la funda, que se despega excepto por la parte del centro, para que enrosques el cable de los cascos, y por una ranurita a un lado metas lo que quede de cable. Debo decir que venía rota.

Ya en mi ordenador instalé el gestor que venía en un CD. Otra mierda descomunal. No solo tarda un cojón en instalarse, sino que tampoco te facilita pasarle o quitarle cosas al cacharro, lo puedes hacer por el explorador sin problema, si es que Windows te lo ha reconocido. En mi ordenador no hubo problema. Dudaba sobre si podrían verse las carátulas de los álbumes, pero sí, si el mp3 tiene ilustración la muestra. También me ha gustado mucho que puedes importarte el calendario, las tareas y los contactos de Outlook. En el trabajo lo uso mucho, así que tengo que probarlo.

El jueves me llevé un susto enorme con él. Me metí en Ubuntu y lo enchufé. Se puso a cargar pero no me lo reconoció, así que me bajé lo que decían por ahí que sirve para gestionarlo: Gnomad2. Lo instalé, me fui a cenar y al volver, el cacharro estaba apagado. Ni siquiera aparecía como ya cargado, nada. Lo desenchufo, lo vuelvo a enchufar. Nada. Lo desenchufo de nuevo y le enciendo. Nada. ¡Estaba muerto! Ya estaba yo cagándome en todo cuando dije “eh, quieta pará, aun te queda una opción antes que devolverlo, resetéalo”. Con una aguja logré resucitarlo. Esta mañana he vuelto a intentarlo, pero no, se queda en estado de shock con linux.

Por último, ¿Apple Ipod Nano o Creative Zen? Creo que el Ipod lo bueno que tiene es que no tiene la carcasa de plástico. Pero nada más, tiene la pantalla más pequeña, no tiene radio, no lee DIVX (aunque sí WAV y éste no también), los cascos no son tan buenos, no trae el adaptador de AC (que yo sepa), no trae micrófono y es bastante más caro. Ahora es cuando viene una horda de frikis a decirme que debo morir.

Si he hecho a alguien pensárselo, que sepais que sigue estando por 99 euros en la Fnac.

Advertising


Most Popular

  • None found

Recent Comments

  • None found